Iniciativa CeroCO2

CeroCO2 es una iniciativa que ofrece herramientas y asistencia técnica para calcular, reducir y compensar la huella de carbono de una entidad, evento, producto o servicio, así como de la ciudadanía con el objetivo de reducir el impacto en el clima. Los sellos CeroCO2 y Etiquetas CeroCO2 son distintivos que reconocen y verifican la acción de compromiso con el clima llevada a cabo, y que las entidades, productos o eventos receptores, pueden utilizar para informar a sus grupos de interés con el aval de una iniciativa de reconocida experiencia. CeroCO2 fue una de las iniciativas pioneras en España y cuenta con más de 11 años de experiencia ayudando a gestionar de la huella de carbono. A lo largo de estos años hemos apoyado a más de de 600 entidades y se han compensado 270.000 tCO2.

¡Iniciativa CeroCO2 ya forma parte de Ciudadanía #PorElClima!

De este modo, se compromete a reducir con sus acciones la contaminación causante del cambio climático en el planeta y contribuir con el cumplimiento del Acuerdo de París.

CeroCO2 ha realizado  el cálculo de la huella de carbono de ECODES, entre otras entidades. Además, es el encargado de  implementar y hacer seguimiento de  sus compromisos de reducción y de la compensación para lograr ser neutros en carbono. 

En 2017 CeroCO2 se compromete a:

-  Apoyar  a  20 entidades para calcular, reducir, compensar y verificar su huella de carbono

- Promover la consecución del Sello CeroCO2 a 14 entidades como reconocimiento a su compromiso integral frente al cambio climático y que han calculado y compensado todas sus emisiones, de cO2, y que, además, adquiere un compromiso de reducción de las mismas. Representa el mayor grado de compromiso e implicación que reconoce CeroCO2.

- Fomentar la adopción de un compromiso de reducción de emisiones de al menos  un 5 % entre las entidades con las que colabora

- Lograr la compensación de 20.000 tCO2 procedentes de todas las entidades y ciudadanos con los que colabora.

Iniciativa CeroCO2 realiza las siguientes acciones #PorElClima:

Cierro el grifo mientras me cepillo los dientes

Puedes ahorrar una media de 550.000 litros de agua a lo largo de tu vida si cierras el grifo mientras te lavas los dientes.

Me ducho en lugar de bañarme

Una ducha de 5 minutos consume 100 litros de agua si se utiliza un cabezal normal y 50 litros con uno equipado con un reductor de caudal. En un baño se consumen hasta 250 litros de agua.

Utilizo dispositivos ahorradores de agua en los grifos y ducha

El consumo en los grifos del lavabo, en la cocina y en la ducha supone alrededor del 55 % del total de agua consumida en el hogar. Utilizando dispositivos ahorradores se puede reducir hasta en un 50 %.

Utilizo el lavavajillas en lugar de fregar a mano

El lavavajillas a carga completa consume 12 litros de agua, 9 veces menos que la que se emplea cuando se friega a mano.

Utilizo grifería termostática

No solo permite ahorrar entre un 20% y un 50% en el consumo de agua sino que, además, al prefijar la temperatura deseada se reduce el consumo de energía.

Evito el uso de bolsas de plástico

Una bolsa de plástico puede tardar hasta 500 años en degradarse y nunca llega a desaparecer: se convierten en microplásticos que pasan a todos los hábitats.

Separo y reciclo la materia orgánica

Tratar la materia orgánica genera compost, produce biogás para electricidad y evita emisiones de metano.

Separo y reciclo papel y cartón

El papel que se recoge en España equivale al volumen de 44 estadios de fútbol y supone el 71% del que utilizamos.

Elijo productos con menos embalaje

Cada persona genera en España alrededor de 500 kg de residuos al año y una parte de estos provienen de los envases derivados del consumo de alimentos. Evita consumir productos sobre-envasados.

Apago las luces de mi hogar

Si apagas las luces de las habitaciones en las que no estás, ahorras el 15% de tu consumo y unos 150 euros y 7,25 kg de CO2 al año.

Utilizo el calor residual de la vitrocerámica

Adelantando el apagado de la placa se ahorra energía y la comida se sigue cocinando gracias al calor residual.

Utilizo iluminación LED

Con bombillas LED ahorras hasta un 80% de la energía consumida en comparación con las bombillas tradicionales. Además, mejoras en calidad de luz.

Utilizo las escaleras en lugar del ascensor

El 75% del consumo de energía de un ascensor se destina a la iluminación de la cabina y el 25% restante se utiliza para hacer funcionar el sistema de tracción del ascensor. Cámbiate a las escaleras: bueno para el planeta y para tu corazón.

Utilizo los electrodomésticos a plena carga

Si utilizas los electrodomésticos a plena carga, optimizas su uso y ahorras dinero y CO2.

Contrato electricidad procedente de fuentes renovables

De este modo, las emisiones de CO2 serán cero, sin importar tu consumo. Y no te costará más.

Selecciono electrodomésticos de eficiencia alta

Los equipos con etiquetado energético de la clase más alta son los más eficientes y pueden generar importantes ahorros en la factura eléctrica y menores emisiones de CO2. El menor consumo de energía a largo de la vida útil del electrodoméstico compensará su coste inicial.

Realizo una conducción eficiente

La conducción eficiente permite conseguir un ahorro medio de carburante y de emisiones de CO2 del 15%.

Elijo el medio de transporte más eficiente para cada trayecto

En un trayecto de 300 km, el tren consume casi 10 veces menos que el avión.

Elijo un coche con menos emisiones de CO2 por km

Si tu coche pesa mucho, tiene mucha potencia o es antiguo, emite más CO2.

Uso el transporte público en lugar del coche

El coche privado representa el 15% total de la energía consumida en España y, aproximadamente, la mitad de la energía que consumen las familias españolas.

Uso la bici o voy a pie en la ciudad

Hay trayectos que hacemos en coche en la ciudad que son innecesarios. Si los hacemos en bici o andando no tardamos mucho más y nuestra salud y el planeta nos lo agradecerán.

Compenso mi huella de carbono

Después de reducir todo lo posible, puedes compensar tu huella de carbono de la mano de proyectos que absorben o reducen CO2 y mejoran la economía local de los territorios en los que se implementan.

Consumo productos de proximidad

Si compras en tiendas cercanas a tu casa y productos de proximidad, reduces las emisiones generadas por tu desplazamiento y por el transporte de los productos. Además, contribuyes a la generación de empleo local.

Consumo productos locales y de temporada

Consumir productos locales y de temporada tiene muchas ventajas: menos emisiones, mejor calidad de los productos y ahorro de dinero.

Consumo productos en los que se ha calculado y reducido su huella de carbono

Los productos con cálculo y compensación de huella de carbono tienen un impacto mucho menor en el planeta.

Top